Estiman que la inflación rondará el 30% en diciembre: qué se espera para enero

En un mes marcado por el cambio de Gobierno, el final de los acuerdos de precios y la fuerte devaluación, la inflación se disparó en diciembre. Tal es así que luego del 12,8% de noviembre, consultoras privadas estiman que en el último mes del año, el índice superará el 25% e incluso podría acercarse al 30%.

A la espera de lo que pueda suceder con las tarifas y otros servicios regulados, analistas prevén cierta desaceleración para enero, aunque seguirá por encima del 20%. Y proyectan una suba del IPC del orden del 80% para el trimestre comprendido entre diciembre y febrero.

Desde la consultora C&T estiman que la inflación rondará el 25% en diciembre, un dato similar al esperado por Ecolatina. En tanto, desde la Fundación Libertad y Progreso proyectaron una suba del IPC en torno al 29%, luego de que su relevamiento registrara un aumento del 24,6% en las primeras tres semanas. Por su parte, desde Eco Go proyectaron una inflación del 29,4% para diciembre.

Luego del salto de diciembre, y más allá de que se esperan ajustes en las tarifas de servicios públicos, transporte y prepagas, entre otros, distintos analistas consultados no descartaron una desaceleración en la inflación de enero. Aunque, claro, continuará en niveles muy elevados.

“No está claro que se vaya a acelerar aún más en enero”, señalaron, luego del shock de aumentos de diciembre en distintos bienes, “habrá que ver bien qué servicios regulados aumentan y cuánto, faltan muchos detalles”.

En la misma sintonía, Rocío Bisang, analista de Eco Go, sostuvo: “Para enero esperamos ver una cierta desaceleración en la inflación, aunque igual se mantendría en niveles elevados, en torno al 20%. Esto respondería un poco a la misma dinámica estacional de la inflación, que hace que diciembre sea generalmente más alto que enero, al ancla cambiaria y también a la retracción del consumo con salarios que, al menos por ahora (en estos meses arranca la temporada alta de negociaciones paritarias), no terminan de acompañar las subas de precios”.

“Obviamente, el aumento en precios regulados va a tener un impacto muy fuerte en el índice, aunque todavía queda ver qué aumentos y en qué magnitud se van a aplicar finalmente”, subrayó.