ORACION POR LIBERTAD FINANCIERA

DIA 1 “ORACION POR LIBERTAD FINANCIERA” Mateo 16:19 – AP. DR. Rony Cháves (Costa Rica)

En este primer día de cadena de oración queremos bendecirte con una oración libertadora para tus finanzas, por el reconocido Apóstol y Profeta Rony Chaves, entendiendo el poder y a autoridad delegada del Cielo para atar y desatar lo que nos pertenece en el Cielo, en la Tierra. A continuación sus palabras: Dios me habló a las 04:35 de la mañana en Costa Rica, con una convicción muy clara. Desde el día anterior, el Señor nos hizo crear un arte para convocar a las reuniones de nuestra congregación “Centro Mundial de Adoración”, desde el próximo Domingo, como cultos de milagros, en el área financiera. Hay una unción que Dios le da a los Profetas, si ellos lo saben entender, recibir y fluir en ellas, es la de la libertad financiera y de la activación de finanzas de su gente, de sus amigos, de su familia. A lo largo de los años, lo he entendido, y no tenemos ya desde hace 25 años ninguna deuda; todo lo que hemos comprado, lo hemos comprado no sólo en fe, sino con plata en mano. Dios nos permitió guardar, ahorrar y activar el poder para crear las finanzas cuando eran necesarias. Así tenemos un santuario libre de deudas, una finca para un nuevo templo, un terreno muy grande donde se construyó ya el centro Apostólico de retiros ministeriales, la ciudad de refugio, la casa del adorador, y otras propiedades, ¡Todas pagadas, sin deudas! Por una unción que no es solamente para adquirir nosotros algo, sino para activar, desatar sobre la gente, esta unción que libera de pobreza, de ser atrapado en las deudas, etc. Por eso aprovecho este medio para activar sobre los Ministros de Dios, sobre sus familias, de muchos de ustedes soy su Pastor, soy su Apóstol, de otros, soy su conocido, soy su amigo, soy un Profeta cercano o lejano, pero esta unción de Reino debe venir ahora sobre nosotros. Yo profetizo que no cerrarás el 2019 como lo empezaste, que desde hoy comienza un movimiento del espíritu cual bola de nieve que va a ir creciendo, creciendo, creciendo para liberarte de deudas, de problemas financieros, de escasez, de estrechez económica y cuando cierres el año como un Profeta te declaro: “Que habrás visto la mano de Dios en el campo financiero”. Si la unción ha estado en mí, yo la puedo compartir, la evidencia la tengo, por lo tanto, me atrevo a declarar sobre ti que la unción para hacer la riqueza, la habilidad, el poder que Dios da para hacer la riqueza sea sobre ti;  Yo declaro que el Norte, el Sur, el Este y el Oeste te obedecerá y digo al Norte, digo al Sur, digo al Este y digo al Oeste, digo arriba, digo abajo, a las riquezas vengan ahora sobre los hombres y mujeres de Dios, sobre los servidores del Señor ¡Ahora mismo!, que comience a suceder el movimiento del Espíritu para que las finanzas te sorprendan, para que el mover financiero  positivo te sorprenda, y que este mismo fin de semana comience una operación poderosa, legítima del Espíritu Santo, milagros financieros en tu congregación y en tu gente, ¡Desátala, actívala, muévela! Llama a la gente a dar con libertad, enséñales en este fin de semana de volver al diezmo, volver a la ofrenda, volver a sembrar con libertad; porque en las crisis la gente tiende a estrechar la mano, a guardar en el bolsillo, la gente tiende a no dar, o a tomar lo que es de Dios, es una de las trampas del diablo  de los últimos días.  ¡Rompo esa maldición, rompo esa cadena, rompo esa trampa y desato sobre ti, sobre tu casa y sobre los tuyos el poder para hacer la riqueza, desato sobre ti la unción de libertad financiera que te sacará de la deuda en poco tiempo!, lo declaro hecho en el nombre  de Jesús amén.

DIA 2 “TIEMPO DE COSECHAR Y RECOGER” JUAN 4:34-38. SALMOS 126 – AP. DR. LUIS TOVAR (USA)  Para ver la prosperidad en las diversas áreas de nuestras vidas debemos entender que: 1.- estamos en Tiempos de Acabar lo empezado: Hagamos de la Visión-Misión como si fuese nuestro alimento necesario para la vida. “v.34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra”. 2.- Estamos en tiempos de abrir y extender la visión, los ojos. Mucha gente atemorizada por los acontecimientos internos de sus países, está paralizada sin saber qué hacer y postergando la obra, y dicen;  “más adelante, después….y postergan el trabajo que les fue asignado”. Ministros de mi Dios, el tiempo es aquí y ahora. Alza tus ojos y mira, la gente está muy sensible al mensaje de la esperanza y salvación en CristoJesús. “V.35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”. 3.-Tu obediencia activa la prosperidad. Declaro que hoy entras en labores de otros, Jesús nos manda a cosechar, a segar y tiene doble alegría, vida Eterna y finanzas. En los países de mayor crisis, las iglesias crecen y crecen. Juan 4:36 “Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. 37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”. Desato sobre tu vida y Ministerio, tiempo de expansión, crecimiento y promoción. (Eclesiastés 2:26, Proverbios 13:22).  Oremos en este día activando en el nombre del Señor Jesucristo, la visión – misión como alimento, como motor de nuestra vida, pidamos al Espíritu Santo que expanda nuestra visión, y declaremos sobre nuestras vidas y familias el poder de la ley de transferencia de riquezas y oportunidades.

DIA 3 “LA DIMENSION DEL REINO EN LAS FINANZAS” Hechos 4:32-35 – PROFETA DR. JUAN MANUEL FOCHESATTO – Argentina. En este pasaje veremos el poder que tiene el manejarse con las finanzas bajo la dimensión del Reino que no es otra cosa más que accionar bajo el Pacto de la Gracia. Cuando aceptamos al Señor Jesucristo, lo hacemos como salvador y señor de nuestras vidas. Ese concepto: “Señor”, hace referencia a ser Él el dueño de nuestra vida, por ende de cada área que la comprende. Esto lo entendió perfectamente la iglesia en sus orígenes. Vemos que El pueblo de Dios “tenía todas las cosas en común”, llegaron a un nivel de acuerdo extraordinario. Primeramente lo que necesitamos para funcionar según la Gracia en nuestras finanzas, para que realmente podamos decir Jesús es “Señor de mis finanzas” es CREER. “…y la multitud de los que habían creído era de un corazón…” Es decir, debemos entender que los principios bajo los que debemos manejarnos son sobrenaturales, son de Fe. En segundo lugar, debemos entender el interés de Dios, como lo hizo la iglesia: “No miraban lo suyo propio sino el bien común”. ¿Cuántos de nosotros estamos consagrando nuestras finanzas a favor Reino de los Cielos, a favor de la Iglesia? Muchos ni lo piensan, por eso siempre están en el mismo nivel financiero. Debemos hacernos esta pregunta para poder hacer las modificaciones que Dios nos pide. Debemos entender que las finanzas revelan algo muy importante de nuestra vida, y en lo que Dios está muy interesado que es nuestro corazón. La palabra dice que Dios es dueño del oro y de la plata Hageo 2:8. Para esto es que Dios estableció principios espirituales para las finanzas porque así Él va obrando, trabajando en nuestro corazón, va moldeando nuestras vidas, en sujeción, entrega y amor. Necesitamos que Él sea nuestro dueño en totalidad, con bolsillo incluido. ¿Involucras a Dios en tus decisiones en cuanto a inversiones, gastos? ¿Cuáles son tus prioridades? Solo si dejamos que Dios gobierne hasta lo más mínimo de nuestras finanzas realmente El es el Señor y pasaremos a la dimensión de la gracia, donde todo está suplido, y tendremos para dar y bendecir a otros. Oremos en este día entregándole el señorío de nuestras finanzas al Señor, meditemos a la luz de esta palabra y veamos con los ojos de la fe para manejarnos bajo los principios de fe establecidos en Dios.

DIA 4 “QUE DEBEMOS CAPITALIZAR PARA SER RICOS” Juan 6:63 – AP. PEDRO RIVAS – (VENEZUELA) Existen 3 cosas que debemos CAPITALIZAR para ser RICOS: 1) Capitalicemos LA VIDA FLUYENTE Y CONSTANTE DE DIOS EN NOSOTROS. Hagamos de Él, el más poderoso capital que acumulemos.   Capitalicemos la riqueza de  su paz; la riqueza  de su fe, de su amor,  su unción, su gozo, su sabiduría. Hagamos de ésos dones un capital de riquezas. Capitalicemos la relación con su Espíritu Santo; hagamos de Él  nuestro mayor amigo, socio y asesor potencial. Capitalicemos el conocimiento, la ciencia y sabiduría que encierra su  palabra. (Juan 6:63)  Capitalicemos más a Dios, descubramos más de Él,  de su carácter, su naturaleza. Hagámonos expertos en la vida del Espíritu.  Ello nos pondrá un paso más adelante de los demás. A futuro, la mayor demanda que hará la gente,  no será de cosas, sino de lo espiritual. La necedad de mucha gente hoy es pensar que «cosas materiales» les dan un verdadero status quo; pero nada nos hará  más ricos que la vida de Dios, por eso el Señor lo advirtió en Lucas 12:17-21; Sabiduría pues en la vida es aprender a ser RICOS EN DIOS. Porque cuando eres  rico en tu espíritu, ello se comienza a manifestar por fuera. 2) Capitalicemos a LA FAMILIA.  Una de las cosas que hizo RICO y EXITOSO a Abraham fue el CAPITALIZAR A SU FAMILIA. Supo formar a su simiente para trascender más allá de sus días; incluso hasta nuestros días como referente de familia. (Génesis 18:18-19) LA FAMILIA debe ser nuestro mayor activo humano. Los padres deben trabajar para trascender en riqueza generacional. Mejoremos la relación y comunicación de familia. Como familia disfrutemos las virtudes que todos tenemos de forma individual. Padres  disfruten a sus hijos. LOS HIJOS SON UN RICO CAPITAL. Hay que procurar pasar el mayor tiempo posible con ellos. Esposo, disfruta a tu esposa, y esposa disfruta a tu esposo; sean ricos en relación y disfrute.  Hagamos de la familia toda una riqueza. SEAMOS PUES  RICOS EN FAMÍLIA.  3) Capitalicemos AMIGOS. (Proverbios 18:24) Seamos ricos en capitalización de buenos amigos. Capitalicemos la relación con gente sana, sincera, honesta, leal. Amigos que nos ayuden a transitar el camino de la vida. Seamos muy selectivos y capitalicemos amigos que enriquezcan nuestra vida. El mismo Señor entendió que necesitaba un equipo de amigos; no sólo para predicar el evangelio, sino para compartir vida sana.(Marcos 3:13) Capitalicemos amigos que nos nivelen hacía arriba, no hacía abajo. Capitalicemos amistad con gente que es amiga de Dios, gente de fe, que te transmitan paz, confianza,  ánimo; gente  motivadora, entusiasta. Gente que nos impulsen hacía adelante. SEAMOS RICOS EN AMIGOS. Oremos en este día para que con la ayuda del Espíritu Santo hagamos de éstos tres factores: EL DIVINO, EL FAMILIAR y EL SOCIAL un gran capital que enriquezca nuestra vida en su estadía en ésta tierra. SÉ RICO.

DIA 5 “Prosperidad financiera del Reino” Salmos 119:14 – Ap. Axel Martinez – Nicaragua. Entendamos el porqué de la prosperidad financiera. En nuestro entorno vemos dos posiciones bien marcadas, por un lado los que maximizan y ponen casi por sobre todo la parte económica y por otro lado, las que la rechazan totalmente por considerarlo diabólico, de ello, ha surgido un feroz ataque entre ambos bandos, sin tomar en cuenta el impacto interno y externo que esto causa, todo por defender sus posiciones. Lo que sí he observado, es que ninguno de los bandos, se pregunta: ¿En qué radica el propósito de la prosperidad financiera? o mucho peor, ¿Qué es prosperidad  financiera?. Alejándonos de las discusiones, pero acercándonos a los principios bíblicos, no a los textos, sino a los principios, “ojo”, los principios, debemos preguntarnos, cuál es el propósito de la prosperidad financiera. Bien, lo invito que por un momento usted se imagine saliendo de su casa y caminando por los barrios más pobres de su ciudad: niños desnutridos, mujeres abusadas, jóvenes en droga, gente comiendo de la basura, sin casa, sin agua, luz, sin poder  ir a la escuela, sin comida, sin esperanza, sin Dios.. Piense si fuera usted, véase allí, siéntase allí, si puede pase un momento con ellos, para tener una mejor perspectiva, ¿lo ve?, muchas veces se nos olvida dos cosas importantes: 1) El dinero tiene un propósito y 2) No somos dueños de los recursos financieros. El entender de que el dinero  tiene un propósito claro, nos va evitar muchos problemas, por ejemplo: deudas, avaricia, egoísmo, amor al dinero, porque sabemos que éste tiene una orientación clara por Dios y es servir, crear un mejor entorno, algo que se parezca más al jardín del Edén, no es sembrar pastos, claro, sino ayudar a la huérfana, la viuda, alguien que podemos servir,  y 2) Entender de una buena vez, de que los recursos financieros no son nuestros, sino de Dios, jamás se le dio dominio sobre este, sí administración, que es muy diferente. Observe: Lucas 16:11 – Por tanto, si no habéis sido fieles en {el uso de} las riquezas injustas, ¿quién os confiará las {riquezas} verdaderas?, Uso no es lo mismo que señorío. Con ello, quebramos la idea de la posesión y de que puedes usar a como se te antoje, aunque lo puedes hacer y al final ser esclavo de el con deudas, pero en el Reino las cosas están definidas. Con esto no estoy dando un balance sino más bien, un  fundamento en los principios, que nos alejaran de lo incorrecto y nos pondrán en la ruta del crecimiento. En este, como  en cualquier tiempo, debemos comprender que la prosperidad es un elemento importante, para cambiar la tierra, hay tanto que hacer y pocas manos, por ello deben multiplicarse personas verdaderamente prosperas que entienden los principios que ya mencioné, fuera de la esclavitud, afán, ganancias malhabidas, pobreza, escases y miseria,  para dar pase a la provisión y fluidez de recursos que vienen de parte del Reino de Dios para cambiar TODA la tierra, eliminando lo que NINGUN gobierno podrá, la pobreza. Oremos en este día para que seamos buenos administradores de lo que Dios pone en nuestras manos y así seamos hallados fieles para que se nos sea añadido mas según sus propósitos.

DIA 6 “PROGRAME SU CEREBRO FINANCIERO” MARCOS 11:12-14 Y 20-26 – mentor empresarial David Plazas – Colombia. Debemos estar interesados en cambiar nuestra manera de pensar, y así cambiaremos nuestra manera de vivir, Mucha gente, cuando quiere cambiar de manera de vivir, se va para el exterior y cambian de país. Usted puede ir a vivir donde sea, pero si se tiene una manera de pensar equivocada, va a ser el mismo en cualquier lugar, porque nosotros somos el producto de lo que pensamos. Todos sabemos que nuestros países latinoamericanos tienen un problema enorme de migración. De gente que se va a los Estados Unidos o para otro país a luchar. Algunos se van creyendo que allá la plata crece en los árboles. Y lo que no saben es que, en Estados Unidos y Europa, los niveles de pobreza son casi iguales a los de los otros países, o más altos. De hecho, hay más, porque solo en Estados Unidos hay más de trescientos millones de habitantes. Lo interesante es que la solución nunca está fuera de nosotros, la respuesta está adentro. En esta oportunidad quiero hablar de una historia que está en la Biblia. Y no quiero abordar este tema de una forma religiosa, sino de una manera socio económica. La historia es esta: Jesús tiene hambre, ve una higuera y empieza a buscar higos para comerlos y no encuentra ninguno. Entonces, en una de las historias más raras de toda la Biblia, Jesús hace una cosa extrañísima, pues maldice a la higuera y le dice: nunca más nadie coma frutos de ti. ¿Y adivine qué pasó? No pasó nada. Varios días después, se devuelven a Jerusalén y pasan exactamente frente a la misma higuera que habían visto y Pedro, le dice: “Mira Señor, que casualidad. La higuera que maldijiste está completamente seca”. Y ese es todo el milagro. Digo que es una historia rara porque en la Biblia uno lee que Jesús hizo milagros de curar enfermos, de ayudar a gente, de darle de comer a los hambrientos. Él andaba haciendo cosas buenas. La única vez que no bendice a nadie, y más bien mata a la pobre higuera, es en esa historia.  Muchas personas dicen tener problemas económicos. ¿A qué le llaman problemas financieros? Ellos creen que su problema es la falta de dinero. El principio que estamos enseñando es que la falta de dinero nunca es un problema, sino que solo es un síntoma de que algo anda mal en una de las cuatro áreas en que nos movemos. En el área material, la emocional, la intelectual o la espiritual. La falta de dinero, la escasez financiera, no es el problema, como tantos creen. La escasez es el fruto, el producto, de una raíz que está oculta. Y si queremos cambiar los frutos, tenemos que aprender primero a cambiar las raíces. Cualquier hijo de agricultor, o cualquiera que haya vivido en el campo, le va a decir que la maleza puede ser cortada una y otra vez y con la primera lluvia, se vuelve a levantar. Si Usted quiere eliminarla, lo que debe hacer es parar de cortar y arrancar la plantita de raíz. Una vez que quitó la raíz, va a quitar el fruto también. La escasez financiera y los problemas económicos solo son la manifestación en el Universo físico, de un problema en el área espiritual, en el área emocional o en el área intelectual. Haga un ejercicio: Pregúntele a cualquier persona, cuál es su principal problema. Es casi seguro que la respuesta será: “Compadre, me van a quitar la casa, estoy sin plata, la esposa reclama porque no tiene zapatos, o los hijos necesitan plata para el colegio”. La gente cree que su problema es financiero, pero el problema financiero es el fruto. El trasfondo, la raíz oculta es otra, está en cualquiera de las otras tres áreas. Y la gente quiere arreglar el fruto sin arreglar las raíces. La historia de Jesús que le conté al principio es muy interesante porque cuando Jesús maldijo la higuera, al árbol, aparentemente, no le pasó nada. Siguió verde y sana. Pero tres días después, cuando pasan por ahí, la higuera está muerta. ¿Por qué? Porque cuando Dios hace algo, no empieza secando la planta por las hojas. Empieza secándola por la raíz. Si quiere cambiar la situación externa, primero debe cambiar la raíz. Si no le gusta el fruto, debe atacar la raíz. A Jesús no le gustó lo que la planta producía, y entonces la atacó. ¿Cómo la atacó? Dijo una palabra y esa palabra tocó la raíz de la planta. Externamente nada había cambiado. A nivel de la realidad material, nada había cambiado. Pero la esencia de la planta, su raíz, había sido tocada. Y cuando la raíz cambia, va a haber un cambio externo también. Así que, si quiero que mi situación financiera mejore, tengo que empezar por levantar algo invisible que está dentro de mí. La gente puede ver su casa, su carro y el saldo de su cuenta bancaria, pero no puede ver cómo está su cerebro financiero. ¿Recuerda el concepto? Hay gente que se programa a sí misma para hacer millones y otra para no ganar nada. Algunos dicen: “Ya le he pedido a Dios, pero no me oye”. Usted le puede pedir a todo el mundo, pero si no ajusta su mentalidad, nada va a ocurrir. Recuerde que el cerebro no tiene la culpa. Lo que hace es obedecer la orden que le dan, a la programación que le ordenen, no importa lo que esté pasando afuera, el va a conservar esa forma internamente. Si sabemos esto, nuestra vida puede cambiar. Mi pregunta es: ¿Como ha programado su cerebro financiero?  Muchos tienen la habilidad de hacer dinero y de perderlo igualmente rápido, y dicen: “¿Qué será lo que me pasa? ¿Estaré embrujado?” No, no. No está maleficiado, lo que está es mal programado en su cerebro financiero y hasta que no arregle eso y empiece a verse como una persona que merece vestir bien, comer bien, vivir en una buena casa, manejar un buen carro y tener unas buenas vacaciones, el dinero no permanecerá con Usted. Si no se considera digno, el dinero nunca le va a llegar, aunque esté nadando en una piscina llena de dólares o euros. ¿Por qué? Porque su cerebro interno va a mantener la vieja forma de pensar, aunque afuera las circunstancias estén cambiando. Sus ideas acerca de las finanzas y el dinero tienen que ver con este cerebro financiero. ¿Qué ideas tenía Usted acerca de la plata cuando nació? Ninguna. Ni siquiera sabía que existía algo llamado dinero. Así que todas las ideas que tiene ahora acerca de la riqueza, de la pobreza, de vivir bien, de ahorrar, de invertir, de lo que es lujo y de lo que no es lujo, no nacieron con Usted. Y es clave que entendamos esto: No nacieron con Usted, no son inherentes a su naturaleza; son adquiridas. ¿Dónde las adquirió? Bueno, en primer lugar, con su familia, en la escuela, en la Iglesia a la que asiste, con sus amigos, con sus compañeros, con su mujer, con su marido y con sus socios. La mala noticia que le tengo es que noventa y nueve por ciento de esas ideas son equivocadas. Y esas ideas son las que han puesto su termostato en el nivel donde lo tiene ahora. Haga lo que haga para prosperar, no va a lograrlo a menos de que ajuste su termostato. Y nunca lo va a ajustar si no cambia su manera de pensar, porque la prosperidad tiene que ver con el mundo material, pero empieza en el área espiritual, intelectual y emocional. Empieza en las áreas que no vemos, como la raíz de la higuera estaba debajo del nivel del suelo y nadie podía verla. Si quiere cambiar lo de afuera, debe cambiar lo de adentro. Si desea cambiar lo visible, empiece por cambiar lo invisible. ¿Qué oía en su casa que le ayudó a programar su cerebro financiero de esa forma? ¿Qué vio? ¿Qué experimentó? Esas tres cosas programan nuestro cerebro. Si quiere escribirlas, después le va a ser más fácil recordarlas. Oremos en este tiempo para que el Espíritu Santo traiga claridad a nuestras vidas y podamos reprogramar nuestro cerebro financiero a la manera correcta según el Reino de los cielos.

Estación Profética

Aps. Juan Manuel y Alejandra Fochesatto

Cel.:03456-15515894

www.estacionprofetica.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantenenos tus datos en privados y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicios. Lee nuestra política de privacidad.